Pàgina d'inici > Economia, Jordi Franch Parella > Intereses negativos

Intereses negativos

El escritor francés André Gide se preguntaba, en relación a algunos libros, que quién los leería. Y también, en relación a algunas personas, qué libros podían leer. Al final, como el Día de Sant Jordi nos demuestra, libros y personas se acaban encontrando. El mercado es el mecanismo de intercambio y el lugar donde se encuentran el comprador y el vendedor. Hoy, como cada 23 de abril, dominan en Cataluña los mercados del libro y la rosa, símbolos de la cultura y el amor, en una jornada cívica, patriótica y cultural. De mercados, sin embargo, hay de muchos tipos: bienes y servicios, trabajo, capital… Algunos son más o menos libres y permiten el acuerdo entre la oferta y la demanda, siempre con sujeción a las leyes o reglamentos vigentes y al pago de impuestos como el IVA. Otros mercados pueden estar directamente prohibidos por el Estado (drogas, prostitución …) y, finalmente, algunos mercados están fuertemente intervenidos por el poder político.

Uno muy destacable e importante, que cae en esta tercera categoría, es el mercado financiero. De hecho, el grado de intervención es tan elevado que dispone de unas instituciones de planificación centralizada, los bancos centrales, que tienen el monopolio de la emisión de la moneda. La utilización de la política monetaria (y fiscal) para estabilizar la economía está asociada a importantes efectos contraproducentes y dificultades insalvables. De entrada, el banco central puede fijarse un objetivo de crecimiento de la cantidad de dinero. En la práctica, sin embargo, esto fracasa cuando la demanda de dinero es inestable, porque desestabiliza el comportamiento de la producción y el empleo. Tampoco está claro qué agregado monetario debe ser monitorizado y controlado por el banco emisor. ¿Deben ser las monedas y billetes (M0)? ¿O quizás también las cuentas corrientes (M1)? ¿Por qué no incluir los depósitos con vencimiento inferior a 2 años (M2)? Alemania, con el marco, tuvo que cambiar el objetivo de agregado monetario a M3 (que incluye todos los anteriores más los fondos del mercado monetario y la deuda pública a corto plazo), ya que la relación entre el agregado monetario y la actividad económica se había roto.

Abandonado el objetivo de crecimiento de la oferta monetaria, otros países, como Suecia y Canadá, o áreas monetarias como la del euro persiguen un objetivo de inflación determinado. Una ventaja es su fácil comprensión por parte del gran público, pero una importante desventaja es que la inflación tarda mucho tiempo en responder a las políticas del banco central. Esto puede hacer que los altos funcionarios del banco emisor no sepan qué medidas adoptar y que el público sepa menos aún si se están cumpliendo o no las promesas.

Lo que sí hacen los bancos centrales es fijar manu militari el tipo de interés. Y no deja de ser una profunda hipocresía que se hable de libre mercado cuando el precio más importante del mercado, el tipo de interés, se determina coactivamente al margen de la libre oferta y demanda. También es muy destacable el abaratamiento generalizado de todos los tipos de interés fijados por los principales bancos centrales del mundo. El caso de Japón es paradigmático. Después de entrar en crisis a principios del 1990, el Banco de Japón rebajó rápidamente el tipo de interés desde niveles del 5,25% en 1990 al 0%, donde sigue ahora. En cuanto a la eurozona, el abaratamiento del tipo de interés ha sido más lento y suave, pasando del 4,25% (enero de 2008), al 2% (enero de 2009), continuando el descenso al 1% (diciembre de 2011), de ahí progresivamente al 0,15% (junio de 2014), y finalmente al 0% (marzo de 2016). Por supuesto, la FED estadounidense se ha caracterizado por practicar también una agresiva política monetaria expansiva, con intereses cero y múltiples rondas de quantitative easing, o compra directa de deuda pública por parte de la Reserva Federal. El interés de los EEUU era del 4,25% a principios de 2008, y el 16 de diciembre del mismo año, el gobernador de la FED, Ben Bernanke, ya lo había reducido al 0%, donde continúa ahora.

Y de intereses cero hemos pasado a intereses negativos, medida que tendrá importantes efectos contraproducentes. Supone la estocada definitiva del ahorrador, que ve penalizado el esfuerzo de ahorrar, y el indulto del deudor, que podrá endeudarse sin costes financieros. La deuda pública seguirá creciendo ad infinitum (¿por qué reducirla si los costes de financiación son nulos?) Y los bancos incrementarán las comisiones para compensar el deterioro de su margen de intermediación. Concretamente, la banca española ganó el año pasado 10.400 millones de euros, pero no le basta. Los bancos españoles tienen actualmente un beneficio sobre los activos del 5,5%, pero no tienen suficiente. Quieren una rentabilidad del 10%, por lo que prevén incrementar las comisiones por sacar efectivo en los cajeros, por mantenimiento de las cuentas, por tarjetas de crédito o de débito, por transferencia a otras cuentas o por ingreso de cheques y uso de servicios. El anuncio de subida de comisiones bancarias se produce el mismo día en que el Supremo ordena el pago de 1,2 millones de euros a Adolf Tudó y Jaume Masana por la quebrada Catalunya Caixa (rescatada con 12.345 millones de euros de dinero público). Tipos de interés negativos tampoco reactivarán el crecimiento, ni el empleo o la inversión empresarial. Según la OCDE, el porcentaje de PIB invertido en planta y equipo empresarial se ha reducido en los últimos años, tanto en Europa como en EEUU. Concretamente, del 2000 al 2014, ha pasado del 8,4% al 6,8% en los EEUU, y del 7,5% al 5,7% en la UE. Finalmente, los tipos de interés negativos contribuirán también al empeoramiento de las grandes diferencias sociales y económicas entre una minoría de la población ultraenriquida y la gran mayoría depauperada.

Advertisements
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: