Pàgina d'inici > Economia, Jordi Franch Parella > ¿Qué Europa queremos?

¿Qué Europa queremos?

La reconstrucción de Europa, devastada por dos guerras mundiales en el paroxismo estatista del siglo XX, ya se preveía difícil. En palabras de Jean Monnet, “Europa se hará a golpe de crisis”. Y ciertamente que las crisis, grabadas en el código genético europeo, no escasean. Ahora, sin embargo, tenemos una crisis poliédrica con múltiples caras (económica, social, moral …) que se retroalimentan en un entorno de depresión y que puede acabar con el hundimiento y el fracaso del proyecto europeo: las dudas sobre el euro, la llegada masiva de refugiados, el estancamiento económico, la no representatividad de las instituciones, la desafección ciudadana, el Grexit, el Brexit, el déficit democrático, el crecimiento de los partidos populistas radicales, las amenazas geopolíticas exteriores …

Un abismo separa los ciudadanos y el tejido empresarial de las instituciones políticas comunitarias y los acuerdos de las élites gubernamentales. Pensemos, por ejemplo, en la reciente visita de Barack Obama, que se ha encontrado en Hannover con Angela Merkel, David Cameron, François Hollande y Matteo Renzi. El objetivo del presidente norteamericano en su última visita a Europa era impulsar el acuerdo final del TTIP, un oscuro tratado comercial entre EEUU y la UE que, detrás de la noble fachada del libre comercio, esconde los intereses sórdidos de los gobiernos y de grandes multinacionales. Bajo el paraguas protector del comercio, los intereses inconfesables de los lobbies que parasitan el Estado no dudarán en rebajar los estándares sociales y medioambientales de la UE. El TTIP, si no se evita, significará la entrada en Europa de alimentos contaminados por transgénicos, el uso de pesticidas y aditivos no autorizados y considerados ilegales actualmente, la extensión del lavado de los pollos con cloro o la comercialización de la carne hormonada.

En cambio, otro ejemplo completamente diferente lo tenemos en Alimentaria 2016, la feria agroalimentaria que se ha celebrado en Barcelona esta semana y que es uno de los certámenes alimentarios más importantes de Europa. Cataluña ha alcanzado, no sin esfuerzo, una ventaja competitiva en la producción de alimentos al incorporar valor añadido en la transformación industrial. En un ejemplo de superación y éxito, en un territorio con extensas zonas áridas, el sector agroalimentario es la primera industria catalana, constituye el segundo clúster en importancia de este sector en Europa, representa el 24% de la industria española y exporta el 25 % de la producción.

Además, es un sector innovador que incorpora las tecnologías más modernas como la biotecnología o la robótica. Mientras que la simple variación de productos está condenada al fracaso (sólo 2 de cada 10 alimentos perduran), los nuevos productos triunfan (ratio de supervivencia del 73%). Al no haber crecimiento demográfico y, por tanto, de bocas para alimentar, las empresas han prosperado en base a las ventas al exterior y la innovación. Las innovaciones permiten mejorar la calidad y cubrir nuevos segmentos de la demanda, en un mercado donde la agricultura es el origen y la base de toda la creación de valor. El sector agroalimentario produce de manera más eficiente, sostenible y ecológica, satisfaciendo demandas cada vez más diversificadas. Cuando los consumidores demandan productos más sanos y libres de tóxicos, el libre mercado responde suministrando productos como vermut ecológico natural, snack verde a base de guisantes al horno, batido de chocolate con un toque de café, frankfurts sin un ápice de carne, bollería a base de algas, galletas orgánicas sin aditivos artificiales, chicles energéticos con cafeína, embutidos sin carne elaborados con clara de huevo como base de proteína o un tomate nacido del cruce de dos variedades ya existentes.

Nos toca decidir qué Europa queremos, si la Europa de las imposiciones coactivas o la Europa del intercambio libre y voluntario, si la Europa de los políticos o la Europa de los mercaderes y la ciudadanía, si la Europa de los privilegios o la Europa de la libre competencia, si la Europa del TTIP o la Europa de la feria Alimentaria, si la Europa de los transgénicos o la Europa de los alimentos ecológicos, si la Europa de lo rancio o la Europa de la innovación.

Anuncis
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: