Alemania y el BCE

Para que una construcción soporte el paso del tiempo necesita unos buenos cimientos. El euro como moneda única ha sido un proyecto político comenzado por el tejado y carente de un soporte sólido desde el inicio. España, gracias a la privatización de empresas públicas en tiempos de Aznar, formó parte del euro desde el primer momento. Lo que se vendió como un gran éxito en 2002, sin embargo, se convirtió en la raíz de una grave crisis financiera. El tipo de interés fijado por el BCE, artificialmente bajo, y muy por debajo de los estándares del Banco de España, originó una burbuja financiera e inmobiliaria. De hipotecas restringidas y a un tipo de interés muy alto, con la peseta, se pasó a la concesión indiscriminada de préstamos hipotecarios a interés muy bajo, con la nueva moneda. Las facilidades crediticias, con el descontrol de las hipotecas, y los incentivos del gobierno, vía desgravación del pago de intereses, fomentaron el endeudamiento generalizado y la masiva inversión inmobiliaria. Cuando finalmente la burbuja de la vivienda pinchó en 2008, una nueva y temible burbuja tomó el relevo: la de la deuda pública.

Pasados cinco años de descontrol fiscal y habiendo alimentado un poco más la nueva burbuja, la crisis de la deuda soberana en el verano de 2012 amenazó la unidad del euro. Los países hiperendeudados del sur como Grecia y España amenazaban en quebrar y salir de la moneda común. El descontrol de la prima de riesgo hacía prohibitivo la refinanciación de la deuda pública, hasta que Mario Draghi apareció en escena y calmó los mercados. La gestión de una política monetaria ultraexpansiva ha alejado, hasta ahora, la ruptura del euro y los países del sur se han podido financiar ilimitadamente a coste cero, sin necesidad de reformas estructurales. Pero los recientes tipos de interés negativos y los descontroles monetarios del BCE están encendiendo todas las alarmas en Alemania. El país germano, y de rebote Europa entera, sufrió una hiperinflación de terribles consecuencias en la República de Weimar. Alemania siempre ha sido partidaria de la disciplina monetaria y los recelos en relación a la política del banco emisor se están volviendo ahora en críticas directas. El ministro de Finanzas Schäuble ha sugerido que las medidas de Mario Draghi explican, en parte, el ascenso del partido ultraderechista Alternativa por Alemania, abiertamente xenófobo y euroescéptico.

Intereses cero benefician los gobiernos malversadores del sur, que se endeudan sin costes, pero perjudican a los frugales alemanes, que ahorran el 24% de su renta e invierten en el exterior una tercera parte del total (superávit por cuenta corriente del 8% del PIB). Es normal que observen con preocupación cómo los rendimientos de sus ahorros son nulos, mientras que algunos gobiernos corruptos son incapaces de hacer los deberes e introducir las necesarias reformas estructurales. Así la situación, el proyecto del euro está en peligro y puede acabar fracasando con facilidad. Un tipo de interés normal perjudica a los países del sur y es incompatible con el endeudamiento público descontrolado, pero un interés cero perjudica a los países del norte, que se quedan sin recompensa por el esfuerzo ahorrador. A pesar de que el proyecto del euro tiene fallos de origen, la ruptura de la moneda europea tendría consecuencias muy negativas y la vuelta a las antiguas divisas nacionales no se haría sin costes muy elevados.

Ante esta disyuntiva, y antes de que el conflicto entre el gobierno alemán y el BCE acabe con la separación de Alemania y la ruptura de Europa en varios bloques (el norte, el sur y en medio un Frente Nacional francés igualmente deseoso de romper con el euro y levantar barreras), se debería intentar dar la presidencia del BCE a Alemania e introducir un poco de rigor en la política monetaria. En ningún caso nos iría peor que ahora.

Anuncis
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: