Pàgina d'inici > Economia, Jordi Franch Parella > Ranking de Competitividad Internacional

Ranking de Competitividad Internacional

scoreboard-page-001

Esta semana se ha hecho público el ranking de competitividad internacional que elabora la prestigiosa escuela de negocios IMD con sede en Lausana. La competitividad es un proceso de creación de valor a largo plazo, relacionado positivamente con una participación social inclusiva y no excluyente, que permite a las empresas garantizar la inversión y el crecimiento de las ventas. Y la inversión realizada con criterios empresariales, financiada con ahorro voluntario, es la base del empleo, la productividad y el crecimiento. Y este crecimiento sano y sostenible genera nueva inversión, en un círculo virtuoso que debería permitir un futuro más próspero y más acomodado. Este ranking de competitividad se elabora en base a 340 criterios englobados en 4 grandes áreas: el crecimiento económico, la eficiencia gubernamental, la calidad empresarial y el capital físico y humano (educación y sanidad). Los resultados son que EEUU pierde la condición de país más competitivo del mundo, que ocupa ahora Hong Kong seguido de Suiza. EEUU cae a la tercera posición mundial y acusa una pérdida de calidad de las instituciones gubernamentales y de la cohesión social. Los otros países del top 10 mundial, por este orden, son Singapur, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Noruega y Canadá.

A pesar de los graves problemas del viejo continente europeo, cabe destacar, en primer lugar, que 6 de los 10 países más competitivos del mundo pertenecen al norte de Europa. Y en el top 20 encontramos también Luxemburgo (11º), Alemania (12º), Gran Bretaña (18º) y Finlandia (20). Por lo tanto, 10 países europeos entre los 20 primeros. Un registro más que destacable. Excelente comportamiento de la latitud nórdica de Europa, pero también de los países del este, donde destacan los pequeños países bálticos, Chequia (27º) y Polonia (33º). Muy destacado es el comportamiento de Irlanda, el tigre celta que vuelve a rugir tras el rescate bancario, creciendo un impresionante 13% en sólo dos años (5,2% en 2014 y 7,8% en 2015), gracias a la libertad económica, los impuestos reducidos y la contención del gasto público. Pobres resultados en las latitudes meridionales, con España (34º), Italia (35º), Portugal (39º) y Grecia (56º).

Un segundo aspecto a destacar es el reducido tamaño de los Estados más competitivos. 12 países de los 20 primeros del ranking tienen poblaciones inferiores a los 10 millones de habitantes. Y de los 10 países europeos que integran el top 20, un total de 8 son pequeños. Sólo Alemania y Gran Bretaña escapan a la condición de países liliputenses. Definitivamente, en un mundo globalizado y económicamente integrado, small is beautiful. Hong Kong, el líder mundial en competitividad, destaca por ser un emporio del libre mercado, con impuestos bajos y sencillos, gobierno limitado y libre circulación de capitales, siendo la puerta de entrada de las inversiones internacionales a la China continental.

En negativo, la posición de España (37º) es miserable, impropia de unos gobernantes que se autoproclaman como la octava o novena economía mundial. La producción total de España, desde el inicio de la crisis en 2008, no ha remontado, sino que ha disminuido el 3,13%. La cohesión social ha empeorado notablemente. Mientras que el acceso privilegiado al poder de la minoría dominante les permite acumular más y más riqueza, el conjunto de la población empeora el nivel de vida y se hipoteca el futuro de los más jóvenes. La tasa de riesgo de pobreza y exclusión social amenaza el 29% de la población. El 22,1% de los españoles percibe rentas por debajo del umbral de pobreza (8.000 euros anuales en los hogares unipersonales y 16.800 euros en los hogares con dos adultos y dos niños); el 12,8% experimenta situaciones severas de desempleo (trabaja menos del 20% de las horas que quisiera trabajar) y el 6,7% sufre de privaciones materiales graves (falta de bienes esenciales para mantener una vida digna). Esta situación de caos trasciende al exterior y contribuye a la mala imagen de la marca España. Sólo uno de los indicadores analizados, el referente a los servicios de salud, mejora ligeramente desde 2008.

Anuncis
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: