Pàgina d'inici > Economia, Jordi Franch Parella > El final de Europa

El final de Europa

fatimalisa

Sólo doce días después de la masacre de Niza, el terrorismo yihadista del Estado Islámico ha vuelto a golpear Europa con la decapitación de un sacerdote en una iglesia cristiana de la Normandía. Algunos de nuestros dirigentes, como es el caso de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, ya han presentado, como solución, un plan de discriminación positiva para los musulmanes residentes en la ciudad condal. En un signo más de la profunda crisis de identidad europea, se olvida que la lucha entre el Islam y Occidente es la más larga de la historia. Comenzó el año 632 con la muerte de Mahoma y continúa hasta nuestros días, no con la inmigración descontrolada ni con un índice de fertilidad muy superior al autóctono, sino directamente mediante brutales ataques terroristas.

Las continuas intervenciones militares de EEUU en el Próximo y Medio Oriente han contribuido no sólo a la desestabilización del territorio y la pauperización de la población, sino también a estimular y revitalizar el terrorismo islámico. Recordemos que la intervención de los estadounidenses en Afganistán, en la lucha contra el enemigo soviético de la URSS, contribuyó a la formación de Al Qaeda, y que el origen del Estado Islámico está directamente relacionado con la invasión del Irak de Sadam Husein por George Bush, con las alianzas de Tony Blair y José María Aznar.

La población total de España (46,4 millones) disminuye, pero la población extranjera supone el 17% del total en Baleares y el 13,6% en Cataluña. El colectivo de extranjeros más numeroso es el procedente de Marruecos, mientras que los que disminuyen más son los de Ecuador, Reino Unido y Alemania. Las grandes ciudades de Europa tienen un alto porcentaje de musulmanes. Estocolmo, el 20%; Amsterdam, 25%; Bruselas, más del 30%. Gran Bretaña recibe inmigración musulmana de sus antiguas colonias, como Pakistán y Bangladesh. El 17% de la población de Londres es musulmana y el actual alcalde, Sadiq Khan, es musulmán.

Francia recibe también muchos inmigrantes de sus ex-colonias del Norte de África y ciudades como Marsella tienen un 25% de la población que es islámica. Si a un volumen tan considerable de población le añadimos una deficiente integración social (formación de banlieues en el extrarradio de la ciudad) y una situación de estancamiento económico secular y falta de oportunidades de promoción económica y social, lo que obtenemos es un terreno abonado y muy propicio para las radicalizaciones islámicas. En muy poco tiempo, un joven musulmán ni-ni, que ni estudia ni trabaja, indolente y desmotivado, que malvive a base de ayudas públicas y delincuencia de baja intensidad, puede pasar a integrar una célula terrorista latente, adoctrinado por adeptos del Estado Islámico, y a estar preparado para auto inmolarse en sanguinarios atentados mortales.

Una investigadora de ascendencia judía y egipcia, hoy residente en Suiza, Bat Yeor, publicó un libro en 2005, con el título Eurabia: el eje euro-árabe. Bate Yeor está convencida (y el reconocido islamista Bernard Lewis opina lo mismo) que Europa está perdida. El aumento progresivo de la población musulmana es irreversible, y sus exigencias se incrementarán proporcionalmente hasta alcanzar islamizar el continente, lo que puede suceder en el curso de la segunda mitad de este siglo. Y este será el final de la guerra más larga de la historia. La victoria inicial de Guadalete, en el año 711, que supuso la rápida conquista de la Península Ibérica por parte de las tropas de Táriq ibn Ziyad, se cerrará con la victoria islamista final sobre Europa. La racionalidad grecorromana, el cristianismo, el Renacimiento y la Reforma del siglo XVI, la Ilustración del siglo XVIII y el Romanticismo del XIX, Bach y Händel, Platón y Aristóteles, Lutero e Ignacio de Loyola, Adam Smith y Martín de Azpilcueta, James Watt y Madame Curie, Shakespeare y Cervantes, Leonardo da Vinci y Michelangelo Buonarroti, habrán desaparecido para siempre de la historia.

¿O no?

Anuncis
  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: